ARTE ROMÁNICO EN NAVARRA, recorridos







MONASTERIO DE YARTE

Salimos de Pamplona por la NA-700 hasta Arazuri (7 Kms.), seguimos 2 Kms. más y encontramos Ororbia donde tomaremos a la derecha la carretera NA-7010, a escasos 9 Kms. nuevamente a la derecha, hay un cruce que nos indica a Lete. Nada más entrar en esta carretera, a la izquierda está el Monasterio de Yarte.

-0-

En 1024 el rey Sancho III el Mayor y su esposa Numadona donaron el monasterio al abad Leoario de Albelda. En el año 1045 García el de Nájera entrega al monasterio de Irache, a cambio del castillo de San Esteban (Monjardín), el lugar de Lethe con sus términos y otras pertenencias.

Durante el periodo 2002 al 2006 se restauró el edificio correspondiente a la iglesia de lo que fue Monasterio de monjas de Santa María de Yarte. En su entorno y adosadas tiene varias edificaciones, todas ellas en ruinas. Éstas, al igual que la iglesia que visitamos, corresponden a la segunda mitad del s. XII.

En su día entramos por una portada de medio punto sencilla en su lado sur que estaba tapiada, pero practicable. Actualmente obteniendo la llave en Príncipe de Viana se puede visitar el interior del edificio restaurado. Éste es de tamaño muy reducido con una nave dividida en dos tramos y cabecera semicircular con bóveda de horno que recibe iluminación por tres vanos simples de medio punto. Aquí se ha conservado un revoque de color crema claro sobre el que se ha dibujado simulación de pequeños sillares y dos cruces griegas casi enfrentadas.

El primer tramo, que es al que se accede cuando entramos, por una sencilla portada de medio punto, tenía inicialmente un coro (o lo que quedaba del mismo), ahora ha desaparecido totalmente, quedando la planta diáfana, cubierta toda ella por bóveda de cañón. En su lado norte tiene otra portada también muy sencilla de medio punto, algo más elaborada con un tejaroz sobre un saliente que descansa en ménsulas.

El segundo tramo que es el más amplio, tiene una cúpula en forma de casquete esférico sobre trompas, recibiendo iluminación a través de una pequeña linterna y un gran vano en el lado de la Epístola. A ambos lados hay otros dos ciegos y debajo, una hornacina en cada lado.

Los muros al exterior son de mampostería, el interior está enlucido.  Conserva resto de pinturas góticas (s. XIV) en los laterales del segundo tramo.

Entre el primer y el segundo tramo se eleva una airosa espadaña, hoy vacía de contenido.  








MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS





 

ARRIBA SIGUIENTE
   

ander@romanicoennavarra.info

 

Copyright A.Ortega 2.001-2.018