ARTE ROMÁNICO EN NAVARRA, recorridos  

MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
IBRO DE VISITAS

RECORRIDO III

Najurieta Artaiz Zuazu Ardanaz y Turrillas Induráin

GUERGUITIAIN - VESOLLA

Vesolla y Guerguetiain sirva el citarlas, en reconocimiento y homenaje a los que edificaron estas  iglesias en el valle de Izagandoa, ya que su visita es problemática al estar en lugares abandonados de difícil acceso. De todas formas, a Guerguitiain se entra por pista en cruce a la izquierda de  la N-240 de Pamplona a Sangüesa, prácticamente a la altura del de Izco, o bien desde Induráin en la NA-2400.

GUERGUITIAIN

Sabemos de la existencia del lugar desde 1108 cuando Lope ce Fortuñones dona una viña que tenía en el lugar y un caballo al monasterio de Leyre.

Iglesia de S. Martin en Guerguitiain

 El lugar de Guerguitiáin y su parroquia de San Martín, situado al sur del valle, aparece relacionado en el siglo XII con el monasterio de Leire y en el XIII con el arcediano de tabla del Cabildo pamplonés. Su término limita al sur con el de Vesolla y el valle de Ibargoiti. La iglesia parroquial de Vesolla guarda interesantes similitudes con la de Guerguitiáin. abs1_guerg.jpg (38060 bytes) Esta pequeña construcción, presenta nave de tres tramos irregulares y cabecera semicircular . Sus muros son de gran grosor proporcionalmente. El conjunto de muro, pilastra, semicolumna adosada y plinto se acerca a los dos metros de grosor, que supera ampliamente la mitad de la luz de los fajones.abs_guerg.jpg (37445 bytes) Descansan en columnas de capiteles decorados con sencillos roleos e imitación a hojas. Una imposta lisa recorre toda la nave a la altura del cimacio de los capiteles.

Carece de contrafuertes exteriores. El sistema de soportes, como en Vesolla, muestra pilar y semicolumna adosada. El ábside se cubre con la tradicional bóveda de horno, mientras que la nave presenta una bóveda de cañón reforzada por fajones. Esta bóveda es fruto de una reforma muy posterior. La portada, abierta en el tramo intermedio del muro de la Epístola, es uno de los elementos de mayor interés de la construcción.

Exteriormente forma un bloque homogéneo y continuo, levantado con sillares de pequeño y mediano tamaño, aunque regulares y escuadrados. Un alero sobre canes lisos remata el perímetro mural (excepcionalmente existe un canecillo encima de la portada representando un personaje itifálico). En el hastial se erige una pequeña espadaña. Curiosamente no tiene más vanos que el de la portada.  Hoy recibe luz por el destrozo hecho por una de las campanas que se cayó de la espadaña y que no se ha reparado.

capit2_guerg.jpg (49113 bytes) capit1_guerg.jpg (30520 bytes)

La portada, abierta en el tramo intermedio del muro de la Epístola, es uno de los elementos de mayor interés de la construcción. Está formada por un amplio arco de medio punto que se abocina mediante tres arquivoltas molduradas por gruesos boceles angulares flanqueados por otros menores y nacelas, protegidas por un guardalluvias. Las jambas acogen similar molduración, que determina la presencia de capiteles de gran tamaño y labra plana que se asemeja a una única faja decorativa. Su talla es muy rústica y popular, limitándose a ligeros relieves que esculpen un ave con la luna a los pies y una estrella a la altura de la cabeza, a la que mira. Volutas simulando brotes de helechos (el helecho, según los Padres de la Iglesia es el representante de simbólico de la humildad en toda su amplitud y en el Medioevo se apreció mucho debido a que se pensaba que tenía infinitas propiedades curativas). Otras figuras de origen vegetal, como una piña (símbolo de la eternidad). También una rueda solar y una estrella encima de tres hojas encerradas en un semicírculo, así como rostros humanos en los ángulos de las jambas interiores.

ext_guerg.jpg (31424 bytes) capit_guerg.jpg (35471 bytes) por_guerg.jpg (34698 bytes)

Tanto la molduración de los arcos como la decoración de los capiteles son similares a los de la parroquial de la vecina Vesolla. Los tres gruesos boceles de cada arquivolta recuerdan también a la molduración de las arquivoltas interiores de Artaiz.

Los seis capiteles del interior acogen una decoración parecida a los de la portada; largos tallos que nacen del collarino y se avolutan en los ángulos y centros superiores; rostros humanos en los vértices superiores, asociados a volutas y hojas. Algunos (arco triunfal) presentan un fondo de hojas lisas ordenadas simétricamente tres por cara sobre los que se colocan volutas también simétricas. El del lado del Evangelio muestra la citada división a partir de líneas incisas, con hojas de labra más detallada que penden de la parte superior de las aristas y dobles discos-volutas en el centro de la cara exterior.

El capitel del primer tramo, también en el lado del Evangelio, vuelve a reproducir los helechos y sus brotes como en el exterior, que se repiten en el de enfrente enmarcando a la firma del maestro cantero. Uno de ellos muestra la inscripción “Petrus me fecit". En general este tipo de composiciones enlaza directamente con motivos de inspiración cisterciense cuya vigencia se extiende a la arquitectura parroquial durante la primera mitad del XIII. El citado capitel del Evangelio coincide sorprendentemente con uno de los capiteles de la nave de la abacial de Iranzu, lo que nos puede dar una idea de la difusión de los modelos decorativos de las grandes construcciones, así como de la cronología aproximada de la parroquial de Guerguitiáin y por asociación de la de Vesolla.

La nave de Iranzu comenzada a principios del siglo XIII, se erige hasta sus capiteles dentro del primer tercio del siglo. Para estas iglesias que comentamos, muy alejadas tanto geográfica como artísticamente de la abacial estellesa, deberíamos proponer un margen cronológico algo más amplio, probablemente dentro de la primera mitad del siglo XIII. Esta tardía cronología ilustra la pervivencia de la tradición románica en la arquitectura rural, así como su relación con motivos decorativos austeros y esquemáticos que parecen partir de la tradición ornamental cisterciense.

El templo es lógicamente importante ya que conserva en buen estado un buen número de interesantes capiteles, así como un sistema de soportes de origen románico, muy frecuente en el ámbito de la arquitectura rural. También conserva portada de medio punto decorada, perímetro mural y ábside románicos. Todo ellos nos han llegado sin apenas adiciones. Sería substancial analizar, tras la bóveda de medio punto de ladrillo, las huellas de la cubierta primitiva, para establecer si, como parece, en origen era de madera a dos aguas sobre arcos diafragma. Esta concepción de las techumbres, también muy habitual durante los siglos XII, XIII y XIV, ha sido frecuentemente remozada y rehecha a partir del siglo XVI.

En la misma dirección y un poco más adelante en la N-240, a la altura del alto de Loiti, también a la izquierda, siguiendo un camino a la izquierda practicable con todoterreno, encontraremos el lugar de Vesolla.

Conocemos por un documento de 1093 que el propietario de este lugar, Aznar López de Vesolla, donó la iglesia y todas sus tierras al monasterio de Leyre. A principios del s. XII dicho monasterio tiene que pleitear con el obispado de Pamplona por la propiedad que decía tenía derecho sobre el lugar. La propiedad se quedó en Leyre.

VESOLLA

ext_veso.jpg (32377 bytes)

 Iglesia de la Purificación en Vesolla

 Bastante deteriorada y abandonada está la iglesia de laPurificación. 

Destaca su portada, casi oculta por la maleza, tiene dos arquivoltas capit_veso.jpg (30541 bytes)baquetonadas que descansan sobre columnas con capiteles decorados con relieves muy primarios entre los que se puede ver alguna cabeza humana, sencillos círculosimitando ruedport1_veso.jpg (37270 bytes)as con radios, animales y roleos. Enmarcan, un tímpano que se apoya sobre ménsulas con bolas, en que se representa un hermoso Crismón Trinitario que conserva aún parte de la pintura original. Protege todo ello un guardalluvias decorado con puntas dediamante de grandes dimensiones.

capit1_veso.jpg (33971 bytes)

Accedemos al interior, es una sola nave de dos tramos más la cabecera semicircular. Está profusamente pintada, pero las pinturas son de fecha muy posterior a su construcción. La nave está cubierta absint_veso.jpg (31951 bytes)de bóveda de medio cañón apuntado sobre arcos fajones,hast_veso.jpg (29235 bytes) que descansan sobre columnas con capiteles con roleos, bolas y sencillos arcos. A la altura del cimacio de los mismos nace una imposta lisa que circunda toda la iglesia.

capitint1_veso.jpg (28937 bytes) capitint_veso.jpg (27933 bytes)

El ábside cubierto de bóveda de horno, tenía una ventana axial, hoy cegada.

absint1_veso.jpg (65949 bytes)

El día 24 de Noviembre de 2.014 se inauguró la restauración de San Martín de Guerguitiain, por lo que hay que felicitar a las autoridades que han considerado que no se debe perder una muestra de nuestro patrimonio. Además el Arzobispado de Pamplona anunció que cedía la iglesia al Ayuntamiento del Valle de Izagaondoa.

Y el día 6 de Octubre del 2015 se ha inaugurado la restauración de La Visitación en Vesolla.

Con estas dos restauraciones se ha logrado recuperar dos templos que estaban condenados a desaparecer.

 

 

RECORRIDO  III

Najurieta Artaiz Zuazu Ardanaz y Turrillas Induráin
MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

Copyright © A. Ortega 2.001-2.017