ARTE ROMÁNICO EN NAVARRA, recorridos  

MENÚDESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

RECORRIDO XIII

MUNIAIN SALINAS DE ORO IRUJO GOÑI

OLLO

Ollo. De Goñi nos dirigimos hacia Pamplona por la NA-7030  y a 10 Km. escasos (pasando por Arteta donde se puede visitar uno de los manantiales que suministra agua a Pamplona), hay a la izquierda un cruce que nos lleva a Ollo y a Senosiáin. Se sube una pequeña pendiente y a en la "Y" que hace el cruce veremos las ruinas de la ermita de Dona María como la llaman los del lugar o Santa María, perteneciente a la localidad de Ollo.

En 1066 el rey Sancho IV el de Peñalén donó esta iglesia al monasterio de Irache


Su origen se desconoce, aunque hay una copia, en latín del s. XIII, de un documento  que cita la donación del monasterio de Santa María de Ollo por el Rey Sancho el de Peñalén al Monasterio de Irache el 13 de Abril de 1066.  En él se dice lo siguiente: "Bajo el nombre de Cristo y la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta es la carta de donación que yo Sancho, rey por la Gracia de Dios, hago con el consejo y autoridad de Juan Obispo de Pamplona, con el ánimo libre y espontánea voluntad. Como remedio de mi alma y la de mis parientes, concedo en el atrio de Santa María de Irache y a ti, padre espiritual abad Veremundo con todos los hermanos allí vivientes, para que me tengáis presente en vuestras oraciones y así ser libre de la eterna condenación y poder juntarnos en el cielo. Esto es: os concedo el monasterio que llaman Santa María de Ollo, con sus tierras, viñas, prados, pastos, fuentes, montes y charcas o sus molinos o huertos, con todos sus derechos que yo poseo y lo hago para siempre. Advirtiendo que si alguno de los míos y algún extraño quisiera torcer esta mi voluntad, sea condenado, apartado de la Iglesia y que en esta vida carezca de bienes y que en la otra sufra con el diablo las penas del fuego."

No obstante el edificio que vemos, o más bien las ruinas del mismo, son de fecha posterior, posiblemente de finales del s. XII o principios del XIII. Se aprecia una nave de tres tramos, marcados por contrafuertes en el lado norte, de planta rectangular. Para su construcción se utilizaron sillares de desigual calidad. En el ábside hay dos pequeños vanos rectangulares. En el sur en un cuerpo avanzado encontramos la portada compuesta de tres arquivoltas y guardalluvias, apuntadas, que descansan en pilastra y dos columnas a cada lado. Una imposta aristada, corrida, da paso a los capiteles de estilo cisterciense con hojas terminadas en bolas. A su derecha se encuentra un curioso vano de círculos superpuestos y en el lado norte hay (tapiada en la actualidad) una sencilla portada de medio punto ligeramente apuntada de grandes dovelas lisas.

El interior está recorrido por una imposta lisa sobre la que descansan los restos de los arcos fajones que sustentaban cubierta de madera a dos aguas.

No se puede apreciar si hubo torre o espadaña, dado el estado de ruina en que se encuentra, aunque lo más posible es que fuera la última, la que albergaría las campanas.

Senosiáin. Por la carretera de la izquierda nos podemos acercar a Senosiáin y en la iglesia de San Martín de Tours de esta localidad, admirar su curiosa pila bautismal. 

Fue antiguo lugar de señorío de realengo, poseyendo propiedades en el lugar la catedral de Pamplona.

Además de la iconografía de la misma, nada habitual en las pilas bautismales, llama la atención, por fuera de lugar, el enorme escudo de la Orden de Alcántara que la adorna en uno de sus lados. Sería interesante averiguar quién fue el comitente que mandara colocarlo.


RECORRIDO XIII

MUNIAIN SALINAS DE ORO IRUJO GOÑI
MENÚDESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

Copyright © A. Ortega 2.001-2.017