s


ARTE ROMÁNICO EN NAVARRA, recorridos  

MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

RECORRIDO  II

OLITE SAN MARTÍN DE UNX y UJUÉ  LEACHE Y AIBAR SANGÜESA

LERGA, ABAIZ y GALLIPIENZO

 

LERGA

De Ujué tenemos que volver a la NA-132 y seguir dirección este, a los 8 km. llegamos a LERGA.

Varias posesiones en esta Villa fueron donadas en 1063 por Sancho Garcés IV el de Peñalén a Fortuño Aznárez. En 1104 Mendoza de Lerga  dona al monasterio de Leyre su iglesia, bajo la advocación de Santo Tomás, junto a otras posesiones. En 1270 un tal Pedro de Ortiz es el rector de la iglesia de Lerga. En el censo de 1366 tenías 29 fuegos, de los cuales más de la mitad eran hidalgos.

 En Lerga visitamos la Iglesia de San Martín, finales s. XII. Destacan su ábside semicircular dividido en tres paños por contrafuertes, en cada paño hay ventanas abocinadas de sencilla decoración, la cubierta es de cuarto esfera apuntada. En los cuatro tramos de la nave tiene bóveda de cañón apuntado sobre arcos fajones que reposan en columnas con grandes capiteles de talla muy sencilla con vegetales y toscas figuras humanas.

No existe ya la portada románica que debía estar al norte y el acceso al interior se efectúa a través de una puerta abierta posteriormente al lado sur, donde hubo un cementerio.

Una vez visitado esta iglesia en Lerga, preguntaremos por la pista que sube a ABAIZ, no es difícil de seguir, enseguida distinguiremos en un altozano las ruinas de la Iglesia de Santa Elena.

ABAIZ

El lugar de Abaiz ya aparecía documentado en el S. XI, un texto lo situaba en la Valdonsella. Las ruinas que vemos ahora posiblemente sean parte del monasterio de San Pedro que, junto a sus heredades y diezmos,  fue donado al monasterio de Leyre por doña Oria Aznar en 1095. También se baraja la posibilidad de que fuera la otra iglesia que debió existir bajo la advocación de Santa Cruz. En 1205 Sancho el Fuerte permuta el señorío de la villa a doña Narbona, esposa de de Martín de Subiza, no obstante, antes de acabar el s. XIII se reintegra de nuevo a la Corona.

Impacta las vistas que tenemos desde el emplazamiento donde encontramos los restos del que fue Monasterio de San Pedro de Abaiz, documentado en el s. XI, no cabe ninguna duda de que tuvo en la Edad Media gran importancia en la estrategia militar.

Hoy las ruinas que podemos contemplar de la iglesia bajo la advocación de Santa Elena, llaman poderosamente la atención porque posiblemente, parte de él, sea uno de los edificios más antiguos que se conservan en Navarra.

Casi todos los paramentos que observamos en el exterior son de grandes sillares perfectamente escuadrados asentados sobre la misma roca y unidos a hueso formando gruesos muros. Dan la impresión que son de época anterior a los que dan paso, típicos sillares más irregulares o sillarejo, de la época románica.

La cabecera es plana al exterior y semicircular en el interior. Vemos dos contrafuertes que no han impedido que se abra el muro Este y más en su cara norte que no se corresponden con tramos de la nave.

La portada que da acceso a la nave, situada al este, bajo un arco de descarga irregular con dovelas largas y profundas, que dan paso a un vano de gran altura. Quedan restos de lo que fue un Crismón en el tímpano, al parecer Trinitario y debajo de él restos una inscripción ilegible y una posible fecha.

Hubo una cubierta barroca que se desplomó, quedando a la vista los arcos fajones en un milagroso equilibrio. Posiblemente sustentaron inicialmente una cubierta de madera a dos aguas.

Se conserva parte de la torre cilíndrica original situada en el lado norte, continuada posteriormente con una prismática. En su interior hay una escalera de forma elipse helicoidal. El acceso es a través de un vano de arco de medio punto con doble abocinamiento.

Seguimos nuevamente por la  NA-132 hasta llegar  la cruce a la derecha que enlaza con la NA-5320, a partir de aquí una sinuosa carretera durante 5 Kms. nos sube hasta GALLIPIENZO.

GALLIPIENZO

Al igual que Santa Elena en Abaiz, en San Salvador de Gallipienzo son patentes sus características de iglesia-fortaleza. Sancho III el Mayor asigno las rentas de la villa a su hijo Ramiro hacia 1035, aunque parece que, ya en el siglo X, era una de las tenencias del reino. En 1119 Alfonso el Batallador concedió a sus habitantes el fuero de Sobrarbe. En la Edad Media llegó a alcanzar los 60 fuegos, figurando como villa de señorío realengo ya en 1237.

ext_galli.jpg (31128 bytes)

Tenemos que coger aire y ascender paseando por las empinadas calles medievales hasta la iglesia de San Salvador, actualmente sin culto, en la que visitamos su cripta de estilo románico tardío (c. 1200) construida para salvar el importante desnivel que existe y sobre la que descansa la cabecera de la iglesia gótica.

Construida con enormes y bien escuadrado sillares, estaba bajo la advocación de Santa Margarita. Al exterior se manifiesta con una imposta, -que en el interior se traduce en el arranque de la bóveda de crucería simple-, y una hermosa ventana de arco de medio punto con baquetón sobre columnas, con capiteles tallados con elementos vegetales y cabecitas humanas, por encima, una arquivolta de gruesas puntas de diamante.

El acceso al interior, que se efectúa por el lado sur, lo hacemos por una portada adintelada abierta junto a la cabecera de la iglesia, donde nos obsequian la vista con una puertavent_galli.jpg (32534 bytes) metálica cortafuegos moderna, cuyo fin no logro entender, ya que no hay nada que llevarse de dentro. En el interior encontramos tirada la antigua de madera.

crip_galli2.jpg (33469 bytes)El recinto muy alto y estrecho está totalmente cubierto de pintura, que según se indica en una inscripción, se efectuó en el año 1572. La planta tiene un corto tramo recto donde se abre la portada y desde la que hay que  bajar unascrip_galli1.jpg (30712 bytes) empinadas escaleras de piedra. A través de una arco fajón, que descansa en dobles columnas con capiteles tallados con roleos pasamos al ábside semicircular que como hemos dicho está cubierto por bóveda de horno con crucería simple, cuyos nervios descansan en pequeñas columnas con capiteles similares a los del arco de triunfo.

Además de la ventana axial de medio punto muy abocinada con una arquivolta sobre columnillas con capiteles decorados con roleos y vegetales, existen a cada lado unos vanos ciegos a modo de credencias, también de riguroso medio punto.

crip_galli.jpg (33834 bytes) plano galli.jpg (34483 bytes)

RECORRIDO  II

OLITE SAN MARTÍN DE UNX y UJUÉ  LEACHE Y AIBAR SANGÜESA
MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

Copyright © A. Ortega 2.001-2.017