ARTE ROMÁNICO EN NAVARRA, recorridos

 

CIRAUQUI Y ANIZ



CIRAUQUI

Para efectuar este recorrido tomamos la Autovía del Camino A-12 y una vez pasados Puente la Reina y Mañeru. En la Salida

-0-

En 1045 la villa fue donada por el rey García Sánchez III «el de Nájera» al monasterio de San Millán. En 1205, el rey Sancho VII el Fuerte recibió este poblado de D. Egidio o Gil, hermano de Juan de Vidaurre, a cambio de los poblados de Guembe y Argiñano en el valle de Guesálaz, que le dio el rey para él y su posteridad. En 1272, este pueblo recibió a tributo o canon, de D. Juan Sánchez de Monteagudo, todo el heredamiento y la mitad del monte que había comprado en Ecoyen y en Cirauqui, a los hijos de D. Martín Yeneguiz de Subida, excepto un palacio y heredamiento plano, por 50 cahíces de trigo y 21 cahíces y 2 robos de ordio.

Vamos a visitar la portada de la Iglesia de San Román, casi único vestigio de la iglesia románica construida hacia 1200 con nave de cuatro tramos y ábside semicircular, totalmente modificada y ampliada en siglos posteriores.

Es una portada de transición, casi una copia de la que veremos en San Pedro de la Rúa en Estella; probablemente sea del mismo autor.

La componen ocho arquivoltas apuntadas de una exquisita decoración a base de un finísimo tallado vegetal de palmetas, rosetas, entrelazos, etc. y geométrico de ajedrezado, rombos, puntas de diamantes, etc.; por último también meticulosamente trabajado y rodeado de una línea en zig-zag, un arco de ingreso polilobulado con arquillos en forma de herradura -como también hemos visto en la Iglesia de Santiago de Puente la Reina y veremos en Estella-. 

Descansan sobre un cimacio corrido, decorado ricamente con roleos y piñas, éste da paso a unos capiteles de decoración vegetal, correspondientes a ocho columnas acodilladas, por cada lado, y al conjunto de cuatro columnillas, también a cada lado, situadas debajo del dintel. La decoración en los capiteles es a base de vegetales y algunas cabezas humanas y en las jambas leones y grifos, enfrentados.

La clave de las arquivoltas está decorada con unos medallones en los que se representa, de abajo arriba, Crismón, estrella o flor de 8 pétalos, Cordero místico, San Miguel y mano de Dios; e igualmente el arranque de las arquivoltas, también se decora con diferentes motivos: humanos sentados, animal, cabeza de personaje, a la derecha y a la izquierda otra vez cabeza y animal, y dos obispos.

En el interior de la iglesia aún quedan restos de la original en los últimos tramos de la nave, en los que los arcos fajones descansan en capiteles trabajados muy simplemente con decoración a base de vegetales. Al exterior, en los tramos mencionados, también podemos apreciar algunos canecillos de la época románica.





ANIZ

Volviendo a la rotonda a la que hemos salido desde la autovía, tomaremos un camino de tierra que, paralelo a la carretera se dirige hacia el norte, éste nos llevará a la ermita de Santa María de Aniz que hemos visto a la derecha en un ribazo cuando veníamos.

-0-

Señorío de Realengo que Sancho VI el Sabio, en 1192 unificó la pecha y la "cena" a sus habitantes. Se sabe que en ese mismo siglo el palacio y todas sus dependencias, incluso el aprovechamiento de dos molinos pasan a  ser propiedad del Monasterio de Irache, por donación de su dueña. En el s. XIII los Caballeros Hospitalarios también adquirieron propiedades en el término.

Está dedicada a Santa María de Aniz. Es tardorrománica, de comienzos del s. XIII.  En el s. XVI  se hicieron modificaciones añadiéndole el tramo final del coro. Posteriormente, con motivo de su restauración, éste lo tiraron quedando la iglesia sin hastial que ha sido sustituido por una verja de hierro.

Tiene la portada en el primer tramo de su lado sur, sobre ella hay un alero con canes de rollo. Es de medio punto abocinada, con tres arquivoltas apuntadas que descansan en pilastras. Señorío de Realengo que Sancho VI el Sabio, en 1192 unificó la pecha y la "cena" a sus habitantes. Se sabe que en ese mismo siglo el palacio y todas sus dependencias, incluso el aprovechamiento de dos molinos pasan a  ser propiedad del Monasterio de Irache, por donación de su dueña. En el s. XIII los Caballeros Hospitalarios también adquirieron propiedades en el término.

En el interior podemos observar, la nave de tres tramos con bóveda de medio cañón apuntado sobre arcos fajones de sección pentagonal –como las arquivoltas de la portada- que reposan sobre ménsulas con forma de casco invertido con amplia imposta lisa que recorre toda la nave.

El ábside es pentagonal con bóveda sobre aristas.

Hay dos vanos trilobulados en forma de saetera  en el ábside, uno en el centro y otro en el lado de la Epístola. Está construida con gruesos muros de sillares y los fajones al exterior descansan en potentes contrafuertes rectangulares








































RECORRIDO XII
GARÍSOAIN
EGUIARTE Y LACAR
SAN MARTÍN DE MONTALBÁN
UGAR
AZCONA
LEZÁUN
MONASTERIO DE IRANZU
LORCA

MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

 

ARRIBA SIGUIENTE
   

ander@romanicoennavarra.info

 

Copyright © A.Ortega 2.001-2.018