ARTE ROMÁNICO EN NAVARRA, recorridos  

MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

RECORRIDO  I

RECORRIDO ICONOS VERDES
SOLCHAGA   LEOZ    AMATRIAIN    MAQUIRRIAIN   PUEYO  

BARIAIN

Bariain es un señorío particular y el acceso no está permitido.

En 1264 el rey Teobaldo II eximió a sus vecinos de la caloña (Pena pecuniaria que se imponía por ciertos delitos o faltas) por homicidios casuales. Su iglesia parroquial está dedicada a Santa Bárbara.

Esta iglesia, bajo la advocación de Santa Bárbara es de inicio del s. XIII construida con ábside recto y sin decoración, está bastante restaurada y limpia pues además de que el s. XVII se hicieron reformas, actualmente tiene culto. Sigue manteniendo todo su espíritu del románico tardío con un hermoso juego de volúmenes prismáticos con la perfilada espadaña y un pórtico de dos grandes vanos de arco de medio punto al sur y otros dos más pequeños en el este y a los pies. La nave tiene cuatro tramos, incluida la cabecera y uno más para la sacristía adosada a continuación de ésta última.


La nave tiene cubierta de madera a dos aguas repartida entre potentes arcos fajones apuntados, de los que sólo el central descansa en pilastras, los otros dos reposan en grandes ménsulas en forma de rollo.
La portada formada por un sencillo arco apuntado sobre una imposta lisa que da paso a pilastras, se encuentra en el segundo tramo desde el hastial.
Al exterior se mezcla sillares en los ángulos con sillarejo en las paredes y al lado norte vemos cuatro contrafuertes que no llegan hasta el alero soportado por canes lisos del tejado de lajas.

SOLCHAGA

A finales del siglo XI ya aparece documentado. En 1096 Sancha de Solchaga hizo donación de sus bienes en el término a favor de la catedral de Pamplona. El "Libro del Rediezmo" de 1268 sólo cita a Eristáin, pero este último lugar cede primacía a Solchaga en los libros de fuegos y apeos de los siglos posteriores. Su población incluía en 1366 una mayoría de hidalgos, 8 entre 11 vecinos, contados los de Eristáin.

La iglesia de San Juan Bautista se data a finales del s. XII, principios del XIII, fue restaurada en varias ocasiones, en el s. XVI se le añadió un pórtico y reconstruyó la torre, en el s. XVII se recreció y reparó la cubierta de la nave.


De la época queda la planta de cinco tramos con cabecera recta y dos capillas laterales que le dan forma de cruz latina. Los muros exteriores de gruesos sillares están articulados por potentes contrafuertes correspondientes a los tramos, llegan hasta la altura original de la nave. La portada en el lado sur está formada por un arco de medio punto de tres sencillas arquivoltas lisas sobre imposta biselada que da paso a pilastras y el muro.

  LEOZ
port_leoz.jpg (29056 bytes)

En 1185 el "monasterio" de Santa María y su Iglesia parroquial, confirman los "señores" de la villa Sancho Sánchez de Leoz, que fueron transferidos a la catedral de Pamplona, confirmando que años antes los habían donado sus padres.

Vemos la Iglesia de San Esteban, datada sobre finales del s. XII, fue muy remodelada durante su historia a partir del s. XVI. No obstante se conserva la nave de cuatro tramos cubierta de bóveda de cañón ligeramente apuntado sobre arcos fajones reposando a través de una imposta con bolas en pilastras adosadas, y, termina en ábside recto. (Inicialmente debió existir un ábside semicircular, según lo atestigua el resultado de unas excavaciones efectuadas en 1984).

Tanto la capilla del lado del Evangelio cubierta de bóveda de medio cañón, como el nicho existente en el lado de la Epístola son de la época primigenia. En el lado sur tenemos el acceso mediante una portada de arco de medio punto con dos arquivoltas, la interior decorada con puntas de diamantes y bolas, descansando en unos sobrios capiteles de decoración vegetal, que se sustentan en sendas columnas a cada lado. El pórtico que la protege es de fechas posteriores. Al exterior podemos ver la torre a los pies que presenta dos vanos rectangulares y dos más de medio punto para las campanas. Todo el edificio da sensación de solidez debido a los gruesos sillares utilizados para su construcción, con algún añadido en sillarejo cuando se hizo la reparación de los tejados en el s. XVII.

AMATRIAIN

En el siglo XIII poseía algunas heredades en esta villa el patrimonio de la Corona  y sus labradores entregaban la pecha al monarca probablemente junto con los demás del mismo valle. En 1269 los Hospitalarios adquirieron por donación en la misma centuria un collazo del lugar.

En la parte más alta del pueblo se encuentra la iglesia de San Esteban, estilo tardorrománico de finales del s. XII, con nave de seis tramos terminados en cabecera recta y una capilla en el lado del Evangelio a la que se accede por el medio de la nave a través de un arco de medio punto rebajado. Las cubiertas son de fecha muy posterior. Se accede al interior por portada en el segundo tramos de los pies del lado de la Epístola, formada por un sencillo arco apuntado enmarcado con una moldura lisa.

La pila bautismal que se conserva es de época medieval.
Al exterior se puede apreciar los muros de sillarejo con sillares en las esquina, sistema aplicado en la parte baja de la torre, pues la parte superior fue rehecha en el s. XVII. El pórtico existente también es de fechas posteriores.


MAQUIRRIAIN

En 1264, D. Teobaldo II, rey de Navarra, le concedió exención de penas por homicidios causales.

Olcoz y Ojer en su Historia Val-dorbesa, refiriéndose a su iglesia parroquial de Santa Catalina, dice lo siguiente: El tiempo se encarga de envejecer las cosas como las personas, y la iglesia de Maquirriain, salida un día de las manos de sus mazoneros, fuerte, joven y robusta, sintió la acción de los tiempos, por lo que en el s. XVIII, su estado preocupó a los feligreses, y encargaron a un oficial de cantería que reconociera la iglesia . Del resultado del tal reconocimiento se sabe que era necesario apuntalar la torre para que no se viniera abajo todo el edificio, ya que habían fallado los cimientos de aquella y de un arco de la iglesia. Efectuar las obras de reparación ascendió a un importe de 8.000 reales.

También es este edificio de finales del s. XII, de planta rectangular de cinco tramos más la cabecera recta, una capilla y la sacristía en el lado del Evangelio.

Se conserva de la época inicial, los muros y los arcos fajones apuntados, no las cubiertas que se sustituyeron en el s. XVI, época también en la que se construyó la sacristía.

Para acceder al interior, perdura en el lado de la Epístola una portada con un arco demedio punto sin decoración, con guardapolvos que descansan en una imposta de arista.
La torre a los pies que presenta una apertura tipo saetera y dos vanos de medio punto para las campanas, conserva su aspecto medieval, así como los muros de sillería articulados con potentes contrafuertes dando una hermoso juego de volúmenes.

Antiguo lugar de realengo, en 1264 Teobaldo II concedió al concejo de Pueyo y a todos sus pecheros que no pagasen homicidios casuales y que no serían enajenados de la corona; tradicionalmente pagaba 400 cahíces de trigo a Tafalla.

La iglesia de la Asunción de Nuestra Señora cuyo origen data de comienzos del s. XIII, según cuenta Olcoz y Ojer, a fines del s. XVI, necesitó grandes reparaciones en todo su conjunto, y sobre todo en la parte del presbiterio y nave central, porque la bóveda de la dicha parte amenazaba a desplomarse. Parece ser que hasta el s. XVII no se hicieron tales reparaciones, según dice más adelante: Así llegaron al año 1625, fecha en que ya no se pudieron demorar por más tiempo las obras.

Efectivamente, aunque la planta rectangular de siete tramos con su cubierta de cañón apuntado reforzada con fuertes arcos fajones que descansan en ménsulas que debieron tener decoración figurativa o vegetal, permanecen de su construcción original, vemos un tramo con bóveda añadido al final de la nave que puede ser de la citada reparación efectuada en el s. XVII, al igual que las cubiertas de las capillas laterales y sus arcos de ingreso, la sacristía añadida delante del ábside plano y el pórtico.

El acceso al templo se efectuaba por una portada de la época inicial que ha sido medio cegada. Es muy sencilla de arco apuntado en el lado de la Epístola, a los pies de la nave.


La torre también proviene de su época medieval, la compone un cuerpo prismático con dos vanos de medio punto para las campanas, pero el añadido en su parte superior es moderno.

Al exterior, se aprecia el recrecimiento sobre los sillares originales que hubo de efectuarse para la reparación de las bóvedas.


 
MENÚ DESPLEGABLE
RECORRIDOS
DICCIONARIO
ENLACES
LIBRO DE VISITAS

RECORRIDO  I

RECORRIDO ICONOS VERDES
SOLCHAGA   LEOZ    AMATRIAIN    MAQUIRRIAIN   PUEYO  

Copyright © A. Ortega 2.001-2.017